Regionales arriba

Proyecto plantea establecer un registro de sanciones contra la violencia y el racismo en eventos deportivos

  • “Ya es hora de promover una cultura de paz en el deporte, ya es hora de que dejemos de darles malos ejemplos a las futuras generaciones”, expresó la diputada María José Corrales.

ESTADIO CARLOS UGALDE 1

El proyecto que previene y sanciona el racismo en el deporte avanza en su trámite legislativo. El expediente 20.159 fue dictaminado esta mañana en la Comisión Permanente Especial de Juventud, Niñez y Adolescencia.

La presidenta de esta Comisión, la diputada María José Corrales del Partido Liberación Nacional (PLN) señaló que “existe una deuda que no ha sido saldada y que este proyecto busca subsanar: cerrar los portillos para que las manifestaciones racistas y xenofóbicas no sean parte de recintos deportivos, espacios de asistencia masiva que deben servir para una concurrencia pacífica, constructiva, de convivencia familiar y social”.

El proyecto lleva por nombre Ley Contra la Violencia y el Racismo en el Deporte. Plantea la creación y atención a nivel nacional de un sistema de educación, prevención y sanción de los hechos de violencia y actos de racismo en eventos deportivos oficiales y de competición.

Por un lado, el texto reforma y adiciona nuevos artículos a la ley 9.145 para la Prevención y Sanción de la Violencia en Eventos Deportivos y reforma otros artículos de la Ley de Creación del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación y del Régimen Jurídico de la Educación Física, el Deporte y la Recreación, Ley N. 7800.

“El manejo de los procesos de información en temas de prevención y sanción de este tipo de actos es realmente fundamental. Por ello, el proyecto dictaminado en comisión establece el fortalecimiento de un sistema integrado que llevará un registro de hechos de violencia y actos de racismo a cargo del Ministerio de Seguridad Pública y de la Comisión Nacional de Seguridad”, manifestó la diputada Corrales.

 

Asimismo, restringe el acceso a eventos deportivos a personas que alteren el orden público, difunda o exhiba material racista o que provoquen la violencia, entre otras condiciones contenidas en el proyecto. Por ejemplo, el proyecto indica que se deben eliminar del todo las denominadas “barras bravas”.

 

Incrementa a su vez los requisitos que deben cumplir los propietarios o gestores de eventos deportivos para evitar este tipo de situaciones y establece sanciones aplicables a todas las partes interesadas que no cumplan con los alcances de la ley:

  • •Quien manifieste insultos racistas o promueva la violencia, 3 horas antes, durante y después, será sancionado con cuatro años de no poder ingresar a eventos deportivos.
  • •Si las agrupaciones deportivas no acatan la ley serán sancionados con la clausura temporal del recinto deportivo hasta por 5 jornadas o hasta inhabilitar por una temporada completa la organización de eventos.
  • •Si las dirigencias de los equipos permiten o perpetúan estos actos se exponen a sanciones de 5 a 10 salarios base.
  • •Si es el atleta, árbitro, o jueces deportivos quien comete el acto se expone a una sanción de 1 a 4 años y hasta el retiro definitivo de la licencia deportiva si es reincidente.
  • •Si la participación activa en los actos de racismo y conductas violentas causa lesiones a otras personas o grupo de personas puede aplicar sanciones:
  • Si es deporte profesional se impone una multa de 10 a 20 salarios base para las agrupaciones, árbitros o administradores.
  • Si es deporte aficionado, las sanciones económicas serán de 5 a 10 salarios base.
  • Si es socio de una agrupación deportiva podrá perder tal condición de manera definitiva.

De aprobarse, la ley será aplicable a personas mayores de edad, tres horas antes, durante y tres horas después del evento deportivo y abarcará un perímetro de cinco kilómetros de las instalaciones. 

 

Daniela Quesada| 19 de Noviembre de 2019| 10:00 hrs. 

Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button