radio online

twitter  facebook  wa

Menu
A+ A A-

El milagro que ilumina corazones desde hace 24 años en Santa Rosa de Pocosol

  • Más de 366 niños disfrutarán de una feliz navidad solidariamente.

milagro 3

María Iveth Solano Jiménez, vecina de Santa Rosa de Pocosol, ama de casa y madre de familia, fue sometida a una histerectomía el 14 de septiembre de 1990, una operación que le dejó muchas secuelas.

La más complicada de ellas, fue la perforación de su vejiga a causa de una mala praxis. Solano, una mujer fuerte y valiente, tuvo que ser trasladada al Hospital México en San José y operada en muchas ocasiones durante 2 años y 8 meses.

Luego de ese doloroso proceso y la estadía fuera de su casa tantos años, fue remitida a su hogar nuevamente, pero con la esperanza de poder ser operada pronto para reparar su vejiga, que ya no lograba almacenar ni medio vaso de agua.

Un día inesperado, 6 meses después de haber sido remitida a su casa en Pocosol, Doña Iveth fue sorprendida con la noticia de que se sometería a la tan esperada cirugía, para ella esto fue una bendición.

Doña Iveth, relata lo que sucedió mientras oraba en la capilla del Hospital San Carlos por su padecimiento meses atrás, cuando el médico Gino Soto, la observó y se acercó para decirle que su operación de vejiga llegaría pronto y “que le ofreciera algo al Señor para que luego de ella lo cumpliera, si su salud mejoraba.” ¡Y así fue!

Ella, agradece la atención del médico Soto, (que en paz descanse), le brindó cuando estuvo en sus momentos más difíciles.

 

Desde hace 24 años, Doña Iveth, se encarga de organizar una fiesta de la alegría cada fin de año para todos niños de su pueblo.

Entre comida, confites, regalos y postres, esta guerrera se encarga de llevar alegría a los rostros y corazones de cada uno.

Doña Iveth, se organiza para recaudar donativos de comida y regalos meses previos a diciembre, el comercio local, supermercados, tiendas y personas voluntarias hacen que la tarea sea menos complicada.

La lista de niños crecía, inicialmente, el objetivo de doña Iveth, era dar al más necesitado, pero Dios le hizo ver que ningún niño tiene distinción alguna.

 

Doña Iveth organizaba en el corredor de su casa o en cada vecindad las fiestas para niños en navidad, pero el impacto fue tan grande que desde hace 3 años la celebración se lleva a cabo en las instalaciones del Balneario de Santa Rosa de Pocosol. ¡Lo cual agradece profundamente! Y acotó que, para este 2018, muchas más personas se han unido a la causa, tal es el caso de un Santa Claus y un payaso que se sumarán a la gran labor de llevar a alegría a los pequeños.

 

Para este año tiene una lista de 366 niños que asistirán a su gran fiesta de la alegría, y doña Iveth se prepara con bolsitas de confites, galletas, Hot Dog y un pequeño regalo para cada niño.

Además de eso, Iveth se organiza para llevar alimento y ropa a 3 familias pobres de la comunidad.

Ella detalla que se ha dedicado a buscar regalos por todo lugar. Durante una manifestación de huelga en su cantón se organizó para ir a solicitarle donativos a los profesores presentes y obtuvo una buena respuesta, inclusive la Municipalidad de San Carlos le donará 70 regalos más.

Este sábado 22 de diciembre a las 9:00 de la mañana, más de 366 niños disfrutarán de una feliz navidad. Pero doña Iveth agrega que aun hacen falta muchos detalles que afinar y por ello deja abierta la posibilidad de hacer donativos al teléfono 86 80 27 17.

Recordemos que nunca es tarde para compartir o dar amor y alegría. Tomemos el ejemplo de doña Iveth una mujer valiente que venció su padecimiento con la ayuda de Dios y que desde hace 24 años ilumina el rostro de los niños de su pueblo en cada navidad.

milaghro 4

FOTO: Fiesta de la Alegría hace 19 años.

milgradro 5

FOTO: Fiesta de la Alegría hace 19 años.

Lunes 3 de noviembre de 2018.

Elaborado por: Karen Rivera Rojas.