Monseñor Garita nos llama a caminar con Cristo y con la Iglesia como comunidad educativa en este inicio de clases

  • Obispo de Ciudad Quesada exhorta a ser conscientes de que la educación es una herramienta para el desarrollo integral y el futuro del país.

WhatsApp Image 2020 02 10 at 9.05.45 AM

Monseñor Garita animó a retomar con fuerza el nuevo año lectivo. Foto: Diócesis de Ciudad Quesada.

Este lunes 10 de febrero dio inicio el curso lectivo 2020.

Monseñor José Manuel Garita Herrera, Obispo de Ciudad Quesada, hizo un llamado a los educadores, comunidad estudiantil, padres de familia, encargados y ciudadanía en general a ser conscientes de que la educación es una herramienta para el desarrollo integral y el mejor futuro del país.

“El deber de la educación, que compete, en primer lugar, a la familia, requiere la colaboración de toda sociedad. Además, pues, de los derechos de los padres y de aquellos a quienes ellos les confían parte en la educación, ciertas obligaciones y derechos corresponden también a la sociedad civil, en cuanto a ella pertenece disponer todo lo que se requiere para el bien común temporal”, dijo en su mensaje el Obispo, tomando estas palabras de la Declaración Gravissimum Educationis del Concilio Vaticano II.

Monseñor animó a retomar con fuerzas este proceso educativo, a que cada uno asuma su propio rol y el compromiso que corresponde para poner en primer lugar el bien común de nuestro país. Insta a los católicos a caminar unidos a Cristo y a la Iglesia durante este año lectivo.

Se refirió a los educadores diciéndoles que tienen en sus manos a seres humanos en crecimiento y formación, para que procuren su desarrollo integral, el buen trato y para que les hagan sentir de la mejor manera, así como fomentar su formación profesional, integral y espiritual.

Bendijo a los estudiantes para que sea el Señor quien ilumine su responsabilidad y entrega, les motivó a aprovechar la oportunidad que tienen de acceder al estudio y los medios que tienen para aprender. 

A los padres de familia y encargados, les motivó para hacer del curso lectivo una experiencia gratificante.

A la comunidad católica pidió aportar testimonio, valores y luz como inspiración en los procesos educativos. Pidió a Dios por el bien de los educadores, estudiantes y responsables en general.

10 febrero de 2020. | Karen Rivera Rojas.

Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button