radio online

twitter  facebook  wa

Menu
A+ A A-

Si no confiamos en Dios, el miedo nos bloqueará y no daremos frutos, advierte el Papa.

En el Ángelus de este domingo, también fueron protagonistas los pobres, cuya Jornada Mundial instituida por el Papa Francisco se celebró durante todo el día. Primero con una Misa y después con un almuerzo para 1.500 de ellos en el Aula Pablo VI del Vaticano en el que participó el Pontífice.

Luego de la Misa en la Basílica de San Pedro, el Santo Padre presidió el rezo del Ángelus desde la ventana del Palacio Apostólico y explicó el Evangelio del día en el que se narra la parábola de los talentos.

El Papa contó que el siervo malo esconde los talentos y nos los hace fructificar porque tuvo miedo de su jefe. “El miedo inmoviliza siempre y a menudo hace que se tomen decisiones equivocadas”.

“El miedo desanima para tomar iniciativas, induce a refugiarse en soluciones seguras y garantizadas, y así se termina por no realizar nada bueno. Para ir adelante y crecer en el camino de la vida se necesita tener confianza”, señaló.

“Esta parábola nos hace entender cómo de importante es tener una idea verdadera de Dios. No debemos pensar que Él sea un jefe malvado, duro y severo que quiere castigarnos. Si dentro de nosotros existe esta imagen equivocada de Dios, entonces nuestra vida no podrá ser fecundada, porque viviremos en el miedo y este no nos llevará a nada constructivo”.

Al contrario, “Jesús nos ha mostrado que Dios es un padre lleno de amor, de ternura, de bondad” y por eso “podemos y debemos tener una inmensa confianza en Él”.

Francisco también explicó que Jesús muestra cómo de generoso y solicito es Dios sobre todo “con la acogida que hace de todos, especialmente de los pecadores, los pequeños y los pobres”. Pero también “con sus advertencias, que revelan su interés para que no desperdiciemos inútilmente nuestra vida”.

“La parábola de los talentos nos llama de nuevo a una responsabilidad personal y a una fidelidad que sea también capaz de ponernos continuamente en camino sobre nuevas vías, sin enterrar el talento, es decir, lo dones que Dios nos ha confiado y de los que nos pedirá cuentas”.

Después de rezar, el Papa hizo referencia a la Jornada Mundial de los Pobres, y pidió que tanto en la diócesis de Roma como en el resto del mundo los pobres “sean el centro de nuestras comunidades”, pero “no solo en momentos como este, sino siempre”.

“Ellos son el corazón del Evangelio, en ellos encontramos a Jesús que nos habla y nos interpela a través de sus sufrimientos y sus necesidades”.

Fuente: ACIPrensa

bc57d9905676026 ff3ed4763ac3bbeb51982596090e0085

¿Qué debe hacer un católico cuando recibe las cadenas de oración en WhatsApp?

Desde hace algunos años es común recibir a través de WhatsApp las conocidas “cadenas de oración”, que exhortan a reenviar un mensaje a todos los contactos en un cierto periodo de tiempo con el fin de recibir una bendición de Dios y evitar “un castigo”.

Ante este tipo de oraciones que circulan por Internet, ¿qué es lo que debe hacer un católico?

El sacerdote mexicano, P. Sergio Román, explicó cómo responder a estas cadenas en un artículo publicado en el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME).

“En primer lugar, lo que debemos hacer es recordar que Dios no puso condiciones a la hora de invitar a sus discípulos a orar, por lo que lo recomendable es borrar el texto, aunque quien nos lo haya enviado sea nuestro mejor amigo. ¿Y no pasa nada? ¡Absolutamente nada! No se preocupen”, indicó.

En segundo lugar, el presbítero sostuvo que se puede “aprovechar este tipo de cadenas como un recordatorio para orar por las muchas necesidades del mundo”, sin embargo, no se puede “dejar de señalar que intrínsecamente son malas, y no deben hacerse ni seguirse, porque presentan una imagen equivocada y supersticiosa de Dios”.

En tercer lugar, tener una legítima la devoción a Jesús, a la Virgen y a los santos, porque “de esa manera estarían haciendo una propaganda buena que serviría para instruir a otras personas y para animarlas a compartir su devoción”.

Razones por las cuales las cadenas NO son recomendables     

  1. Causan molestias

Si bien que estas cadenas son hechas por “personas de buena fe que piensan que de ese modo ayudarán a fomentar la devoción a algún santo”, el P. Román asegura que “lo único que hacen es causar molestias a sus contactos, sobre todo a aquellos que, por ignorancia, se dejan esclavizar por las cadenas”.

  1. Fomentan supersticiones

Fomentan la superstición al hacer creer que las gracias divinas dependen de la repetición sin sentido de una acción que no tiene ninguna importancia, sostiene el presbítero.

  1. Se asemejan a la magia o brujería

“Las cadenas rayan en la magia o en la brujería, que atribuye a las cosas el poder que solo Dios tiene y que considera que hay fórmulas infalibles para obligar a Dios a hacer nuestros caprichos”, concluyó el P. Román.

Fuente: ACIPrensa

Whatsapp

De las armas más efectivas que tiene el diablo es la incoherencia de los cristianos.

  • Un arma para debilitar al pueblo de Dios y para alejar al pueblo de Dios del Señor. Decir una cosa y hacer otra”, dice el Papa.

Durante su celebración eucarística en Santa Marta el Papa Francisco advirtió contra el escándalo que causa heridas en el pueblo de Dios muy difíciles de curar, y que pueden matar la esperanza.

El Santo Pontífice solicitó a los cristianos que por favor sean coherentes, ya que con su incoherencia pueden causar preocupantes escándalos: “Cuántos cristianos, con su ejemplo, alejan a la gente, con su incoherencia, con su propia incoherencia. La incoherencia de los cristianos es una de las armas más efectivas que tiene el diablo para debilitar al pueblo de Dios y para alejar al pueblo de Dios del Señor. Decir una cosa y hacer otra”.

“Esa incoherencia produce escándalo –continuó el Santo Padre–. Por lo tanto, debemos preguntarnos: ¿cómo es mi coherencia de vida? ¿Soy coherente con el Evangelio? ¿Soy coherente con el Señor?”.

Para explicar mejor el tema dio el ejemplo de los empresarios cristianos que no pagan el sueldo justo o que se sirven de la gente para enriquecerse, o también el escándalo de los pastores de la Iglesia que no cuidan al rebaño y permiten que se alejen.

Francisco explicó que “es inevitable que se produzcan escándalos, pero, como señala Jesús en el Evangelio, ¡ay de aquel por el que se produzcan! Hay que estar atentos a no escandalizar. El escándalo es dañino porque causa una herida, hiere la vulnerabilidad del pueblo de Dios y hiere la debilidad del pueblo de Dios.

Muchas veces estas heridas se llevan para toda la vida. Y no sólo causa heridas, el escándalo también es capaz de matar: mata esperanzas, mata ilusiones, mata familias y mata muchos corazones”.

También recordó que “Jesús nos dice que no se puede servir a dos señores, a Dios y al dinero, y cuando el pastor está apegado al dinero, escandaliza. La gente se escandaliza: el pastor apegado al dinero. El pastor que trata de crecer, cuya vanidad le hace irse arriba en vez de ser humilde y tierno, porque la ternura y la humildad favorecen la cercanía al pueblo. O el pastor que se siente señor y que da órdenes a todos, orgulloso, en vez de ser un pastor servidor del pueblo de Dios. Todo pastor debe preguntarse: ¿cómo es mi relación con el dinero?”.

El Papa finalizó su homilía invitando a hacer examen de conciencia: “¿Soy causa de escándalo y por qué? De esa manera podemos responder al Señor y acercarnos un poco más a Él”.

Fuente: ACIPrensa.

papa francisco santa marta

Feministas actúan de manera vandálica en Iglesia Católica.

En una marcha feminista realizada el 3, 4 y 5 de noviembre en Montevideo, Uruguay, este grupo de mujeres pintaron los muros de una iglesia, haciendo consignas a favor del aborto.

Este fue el Primer Encuentro de Mujeres, que tuvo por objetivo instar a la población femenina a asumir una actitud política y reflexionar sobre su rol en la sociedad que definieron como “patriarcal”.

El evento finalizó el domingo 5 con una marcha por el centro de la ciudad, en la que unas 100 mujeres gritaban “Iglesia, basura, vos sos la dictadura” y otras consignas.

Cuando pasaban por la Parroquia del Cordón, dos mujeres saltaron las rejas y rayaron los muros del templo con frases como “Aborto legal”, “aborta tu moral”, entre otras.

“Se ha profanado una iglesia en la parte exterior, se abusa de lo que puede ser una respuesta serena y pacífica, y se hace así escarnio del sentimiento católico de una parte importante de nuestra población”, lamentó el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, en Radio Oriental, el 10 de noviembre.

“Pero más aún, y más allá de ello, se está haciendo un daño a la tolerancia, a la libertad, a la pluralidad”, agregó.

El mismo Arzobispo de Montevideo fue blanco de los ataques cuando salía de la catedral y una de las manifestantes que se identificó como argentina le gritó “curas pedófilos, Iglesia basura, no apoyan el aborto, pero sí a los pedófilos”.

Frente a esto, el Cardenal remarcó que “vuelve a llamarnos la atención y desvela cuánto hay de gente que busca hacer daño, hacer mal e ir contra la Iglesia como una institución a la cual se la acusa de muchos males, sin más elementos que eslóganes que vienen del exterior”.

“Parecería que a la Iglesia Católica sí se le podría pegar, pero no a otras instituciones o religiones. Esto llama la atención”, cuestionó.

Fuente: ACIPrensa

23231532 287667895086009 577375223401512952 n

Degradación de océanos y subida del nivel del mar tienen al Papa Francisco preocupado.

El Papa se reunió en la Sala Clementina del Palacio Apostólico con los líderes del Secretariado del Foro de las Islas del Océano Pacífico, originarios de 11 países insulares: Austria, Islas Cook, Estados Federados de Micronesia, Polinesia Francesa, Kiribati, Nauru, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, República de las Islas Marshall, Samoa y Vanuatu.

El Santo Pontífice dio un discurso a estos líderes en el cual mostraba su preocupación por las graves consecuencias de la degradación medioambiental de los océanos y de la subida del nivel del mar como consecuencia del calentamiento global.

Estos representados de cada país mencionado se reúnen en Roma para lograr solucionar los problemas que afectan los países insulares del Océano Pacifico, además para participar en un foro de la FAO en el cual se discutieron temas relacionados con la seguridad alimentaria, el cambio climático o los riesgos de desastres naturales.

En su discurso el Pontífice destacó la “belleza y la riqueza cultural y natural” de estos países. Francisco reconoció que la región del Océano Pacífico “suscita también vivas preocupaciones en todos nosotros, y en particular en la población que vive, muchas veces, preocupada por su vulnerabilidad ante fenómenos ambientales extremos, y climáticos, cuya intensidad es cada vez mayor”.

Entre todos esos peligros, el Papa consideró que “el que genera un mayor problema, un mayor impacto, es el de la subida del nivel de los mares, así como el doloroso y continuo declive que está sufriendo la barrera coralina, ecosistema marino de gran importancia”.

“Son numerosas las causas que han llevado a esta degradación medioambiental y, en muchos casos, son responsabilidad de una conducta humana inapropiada, junto a una forma de explotación de los recursos naturales y humanos cuyo impacto llega hasta el fondo de los océanos”.

Afirmó que “cuando hablamos de la subida del nivel del mar, pensamos en el problema de calentamiento global, ampliamente debatido en numerosos foros y debates internacionales. Precisamente en estos días se está desarrollando en Bonn, Alemania, la XXIII Sesión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP-23, que este año se desarrollará bajo la presidencia de uno de vuestros países, las Islas Fiji”.

“Espero que los labores de la COP-23, así como los trabajos posteriores, tengan presente esa ‘Tierra sin confines donde la atmósfera es extremadamente fina y frágil’, como la describió uno de los astronautas que trabajan en la actualidad en la Estación Espacial Internacional, con los que tuve recientemente un interesante coloquio”.

“Vosotros venís de países que, en relación con Roma, se encuentran en las antípodas. Sin embargo, la visión de esta Tierra sin confines anula las distancias geográficas, reclamando la necesidad de una concienciación mundial, de una colaboración y de una solidaridad internacional, de una estrategia compartida que no nos deje indiferentes ante los graves problemas derivados de la degradación medioambiental, como es el declive de los océanos o la degradación humana y social que la humanidad de hoy está experimentando”, dijo al finalizar su discurso.

Fuente: ACIPrensa.

PapaFranciscoIslasPacfico LOR 11112017